Proyecto Concientización

CAMPAÑA DE CONCIENTIZACIÓN

  1. 1. PLANTACIÓN

Nuestro objetivo es:

Invitar a la sociedad a participar en las acciones de reforestación y ahorro del agua, recuperación de suelos y embellecimiento del paisaje. Transformar áreas deterioradas para mejorar de manera sustentable y sostenible las condiciones de vida de todos.

Generar fábricas naturales de agua y de oxígeno.

¿CUÁNDO SE LLEVARÁN A CABO?

Los días de plantación se programan alrededor de mediados de marzo. En realidad una buena fecha para la plantación seria, aquí en Arequipa en casi todos los meses del año ya que el clima es favorable para la siembra en general; aunque en estos últimos años ha variado debido al impacto ambiental del hombre. Si bien es cierto antes las lluvias empezaban en noviembre y culminaban en marzo eso permitía una irrigación natural de la campiña pues mantenían los suelos altamente húmedos de manera que garantizaban mayor sobrevivencia de los sembríos. Lamentablemente ahora esa campiña se está depredando por varios factores humanos.

META

Nuestra meta este año es realizar una pequeña reforestacion y ahorro del agua con participación ciudadana y apoyo nuestro.

Pretendemos realizar una campaña de comunicación en medios masivos para lograr motivar a la sociedad a participar en las acciones de esta cruzada por así decirlo. Con el apoyo del canal de nuestra casa del saber agustina.

Esta pequeña reforestación llevada a cabo no sólo generará mayor cobertura vegetal, sino que la reforestación ayuda a la recuperación y mantenimiento de los suelos, indispensable para evitar la erosión, y enriquecer los mantos freáticos en esta zona árida de Cayma.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿CÓMO PODEMOS PARTICIPAR?

Participa en actividades de reforestación, protege los árboles de la comunidad y avisa a las autoridades si observas depredaciones clandestinas o rupturas de tubos de agua potable.

También puedes realizar acciones sencillas para cuidar el agua en tu propia casa: no riegues ni laves con manguera, coloca tanques de ahorro en los inodoros, etc.

¿CÓMO CUIDAR UN ÁRBOL?

  • Reutiliza las hojas de papel por los dos lados.
  • Separa los periódicos, papeles y cartón para que no se ensucie y así pueda ser reciclado. Por una tonelada de papel que se recicla se salvan 17 árboles adultos y se ahorran 26,500 litros de agua.
  • Utiliza madera legal.
  • Evita las chimeneas de leña.
  • Evita arrojar aguas negras o aceites a los campos y ríos, ya que estos contaminan los suelos y el agua.
  • Prepara composta con tus residuos orgánicos la cual contiene los nutrientes necesarios para ayudar a crecer las plantas, alimenta los suelos y contribuyes a generar menos basura.

¿CÓMO CUIDAR LOS SUELOS?

¿CÓMO PLANTAR UN ÁRBOL?

  1. Se afloja la tierra en una superficie de 40 por 40 más 40 centímetros de profundidad, con lo cual se favorece la captación de agua y, por tanto, el desarrollo de las raíces del árbol.
  2. En el centro, se hace una cepa u hoyo tan ancho y profundo como la raíz de la planta.
  3. Si por el tipo de clima y suelo se requiere, En el fondo de la cepa se coloca el hidrogel (retenedor de agua) y la pastilla de fertilizante.
  4. Se toma la planta de la parte más baja del tallo con dos dedos. Se pone en la cepa, al ras del suelo, procurando no maltratarla ni tocar la raíz.
  5. Se compacta la tierra con las manos, sin dejarla ni muy apretada ni muy floja.
  6. Procura que el límite entre la raíz y el tallo quede al ras del suelo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PLANTAR ÁRBOLES?

  • El beneficio que los árboles proporcionan, son los servicios ambientales que pueden ofrecernos, entre ellos: proporcionan oxígeno, ayudan a regular la temperatura y la humedad, contribuyen a la infiltración del agua de la lluvia y a la recarga de los mantos freáticos.
  • Favorecen la presencia de agua: las hojas, las ramas y el tronco de los árboles interceptan la niebla y la lluvia. Cuando esa agua escurre hasta la base del árbol, sus raíces ayudan a conducirla hacia las capas más profundas del suelo. En algunas de esas capas existen depósitos naturales de agua, conocidos como mantos acuíferos, los cuales abastecen de agua a muchas poblaciones humanas así como manantiales y riachuelos que permiten hidratarse a los animales silvestres. Un árbol libera hasta 30 litros de agua al día.
  • Conservan la biodiversidad y el hábitat. Los bosques son hábitat de gran diversidad de fauna silvestre como aves, mamíferos y reptiles, algunos de estos en peligro de extinción.
  • Proporcionan oxígeno: a través de la fotosíntesis, los árboles absorben Bióxido de Carbono en grandes cantidades, que almacenan y lo transforman en madera, carbohidratos y azúcares; además, liberan oxígeno para un mejor ambiente.
  • Protegen el suelo y evitan su erosión. Las raíces se sujetan al suelo y a su vez lo retienen. Las ramas, hojas y tronco amortiguan el viento y las gotas de lluvia. Sin los árboles, el agua arrastra el suelo hacia otros lugares. Por lo tanto, evitan la erosión hídrica -provocada por el agua- y eólica -provocada por el viento-.
  • Retienen contaminantes: por sus raíces, tronco y hojas, los árboles retienen algunos de los contaminantes del ambiente.
  • Regulan la temperatura: al interceptar la luz del sol y agregar humedad al ambiente, los árboles regulan las temperaturas extremas y amortiguan los cambios de temperatura. La diferencia entre una zona arbolada y una sin árboles, puede variar hasta 10 grados centígrados.
  • Reducen el ruido: los árboles lo absorben y reducen su intensidad.
  • Generan belleza escénica, nos ofrecen espacios para el esparcimiento.
  • Proporcionan alimentos: un importante número de seres vivos se alimentan de los frutos, hojas y raíces de los árboles.
  • Suministran muchos otros materiales: proporcionan combustibles como leña y carbón; madera, ramas y hojas como materiales de construcción; celulosa para fabricar papel y carbón; así como otras sustancias útiles para la fabricación de aceites, solventes, medicinas, resinas, colorantes, muebles, puertas, ventanas, herramientas, utensilios médicos y domésticos, pegamentos y plantas medicinales entre muchos otros.
  • Generan actividad económica, por los diversos productos, servicios y beneficios que ofrecen.

BENEFICIOS DE LOS ÁRBOLES

  1. BENEFICIO SOCIALES

Queremos tener árboles a nuestro alrededor porque nos hacen la vida más agradable. La mayoría de nosotros respondemos a la presencia de árboles no sólo admirando su belleza. En una arboleda nos sentimos serenos, sosegados, descansados y tranquilos; nos sentimos como en casa. En los hospitales, los pacientes se recuperan más rápido de cirugías cuando desde sus habitaciones se ven árboles. La estrecha relación entre personas y árboles se hace más evidente cuando una comunidad de vecinos se opone a que se talen árboles para ensanchar las calles. O cuando observamos los heroicos esfuerzos de personas y organizaciones para salvar árboles particularmente grandes o históricos en una comunidad. El tamaño, fuerza y resistencia que los árboles le dan a una calidad similar a la de una catedral. Debido a su potencial de vida larga, con frecuencia se plantan como monumentos vivos. A menudo nos sentimos unidos de manera personal a aquellos árboles que nosotros o nuestros seres queridos han plantado.

  1. BENEFICIOS COMUNITARIOS

Aún si los árboles son propiedad privada, a menudo por su tamaño pasan a ser parte de una comunidad. Debido a que muchos árboles ocupan un gran espacio, la planificación será necesaria para que tanto usted como sus vecinos se beneficien de ellos. Con una selección y mantenimiento adecuados, los árboles pueden funcionar y resaltar una propiedad sin infringir los derechos y privilegios de sus vecinos. Los árboles de las ciudades a menudo cumplen diversas funciones de tipo arquitectónico o de ingeniería. Dan privacidad, enfatizan vistas u ocultan aquellas que son desagradables. Reducen la luz intensa y los reflejos indeseados o molestos. Dirigen el tránsito peatonal. Proporcionan vistas, o suavizan, complementan o realzan la arquitectura. Los árboles proporcionan elementos naturales y hábitat para la vida silvestre en los alrededores urbanos, aumentando la calidad de vida de los residentes de las comunidades.

  1. BENEFICIOS AMBIENTALES

Los árboles alteran el ambiente en el que vivimos moderando el clima, mejorando la calidad del aire, conservando agua y dándole albergue a la vida silvestre. El control del clima se obtiene al moderar los efectos del sol, el viento y la lluvia. La energía radiante del sol se absorbe o se desvía por las hojas de los árboles caducifolios durante el verano, y se filtra sólo por las ramas de esos mismos árboles en el invierno. Sentimos más fresco cuando estamos a la sombra de árboles y no expuestos a la luz directa del sol. En el invierno apreciamos la energía radiante del sol y, debido a ello, debemos plantar sólo pequeños árboles caducifolios en la parte sur de las casas. La velocidad y dirección del viento se pueden modificar por los árboles. Cuanto más denso sea el follaje de los árboles, mayor será la influencia del cortavientos. La caída directa de la lluvia, nieve o granizo primero se absorbe o se desvía por los árboles, dando protección a personas, animales y edificios. Los árboles interceptan el agua, almacenan parte de ella, reducen el escurrimiento excesivo causado por las tormentas y la posibilidad de inundación. El rocío y las heladas son menos habituales debajo de los árboles porque el suelo libera menos energía radiante por la noche en dichas áreas. La temperatura es más fresca en la proximidad de los árboles que lejos de éstos. Cuanto más grande sea el árbol, mayor será el enfriamiento. Mediante el uso de árboles en las ciudades podemos moderar el efecto de isla de calor causado por el pavimento y los edificios. Se puede mejorar la calidad del aire mediante el uso de árboles, arbustos o césped. Las hojas filtran el aire que respiramos, removiendo el polvo y otras partículas. La lluvia arrastra la contaminación hacia el suelo. Las hojas absorben el dióxido de carbono del aire para formar hidratos de carbono que son utilizados en la estructura y las funciones de la planta. En este proceso las hojas también absorben otros contaminantes del aire como el ozono, monóxido de carbono y dióxido de sulfuro, y liberan oxígeno. Al plantar árboles y arbustos, volvemos a un medio ambiente más natural y menos artificial. Los pájaros y otros animales silvestres son atraídos a dicha área. Los ciclos naturales de crecimiento, reproducción y descomposición de la planta vuelven a estar presentes, tanto en la superficie como debajo de la tierra. Se restablece la armonía natural con el ambiente urbano.

  1. BENEFICIOS ECONÓMICOS

El valor de los hogares con jardín es entre 5-20% más que aquellos que no lo tienen.

Los árboles y arbustos individuales tienen valor, pero la variabilidad de la especie, su tamaño, condición y función complican el cálculo de su valor económico. Los beneficios económicos de los árboles pueden ser directos o indirectos. Los beneficios económicos directos habitualmente están asociados con costos energéticos. El gasto en aire acondicionado es menor en un hogar sombreado por árboles. De igual manera los costos de calefacción disminuyen cuando la casa posee un corta vientos. El valor de los árboles incrementa desde que son plantados hasta que alcanzan la edad adulta. Los árboles son una sabia inversión de capital, ya que los hogares con jardín tienen más valor que aquellos que no lo tienen. El ahorro en gastos de energía y el aumento en el valor de la propiedad benefician de manera directa a cada propietario de casa. Los beneficios económicos indirectos de los árboles son aún mayores. Estos están disponibles para las comunidades o regiones. Los clientes pagan recibos de electricidad más baratos cuando las compañías del servicio utilizan menos agua en sus torres de enfriamiento, construyen menos instalaciones para abastecer los picos de consumo, utilizan menos cantidad de combustibles fósiles en sus hornos y necesitan menos medidas de control de contaminación aérea. Las comunidades también pueden ahorrar si se precisa construir en la región menos instalaciones para controlar las escorrentías de las tormentas. Para un individuo estos ahorros son pequeños, pero para la comunidad la reducción de dichos gastos supone mucho dinero.

¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE LOS ARBOLES, EL AGUA Y EL SUELO?

  • Los suelos forestales absorben cuatro veces más agua de lluvia que los suelos cubiertos por pastos, y 18 veces más que el suelo desnudo.
  • Los bosques son los ecosistemas que más agua producen: al caer, la lluvia es asimilada por la espesa vegetación y se evapora nuevamente para formar otra vez nubes. Al escurrirse por la superficie del suelo, forma ríos, arroyos, lagos y lagunas. Al filtrarse en el subsuelo (con la ayuda de los árboles, arbustos, pastos, etc., y a través de las rocas), forma los mantos freáticos o acuíferos.
  • Los bosques y el agua son los principales protagonistas del desarrollo de la vida en los ecosistemas: los primeros, por ser productores y partícipes de una gran cantidad de funciones, y el agua por ser el líquido conductor, regulador y portador de la vida. A medida que perdemos los bosques, se disminuye la capacidad de capturar agua; se destruye el hábitat de plantas y animales y se afecta la vida de todos.
  • Con sus profundos sistemas de raíces, los árboles son capaces de extraer agua de zonas profundas del suelo. Esta reserva subterránea y constante de agua es liberada lenta y gradualmente por los árboles, ayudando a evitar las inundaciones y sequías estacionales.
  • El agua circula por todos los niveles del bosque, y cualquier cosa que contamine el agua, contamina el bosque, ya que además de transportar nutrientes, el agua también puede transportar productos tóxicos y materiales de desecho aguas abajo. Los contaminantes que se encuentren en cualquiera de estas pequeñas corrientes, llegarán a los ríos de los que son afluentes y dañarán, de esta manera, el hábitat de los peces.
  • A mayor vegetación, mayor presencia de lluvia. Cuando se condensa la humedad a baja altura, como sucede en las zonas boscosas y selváticas, se incrementa la lluvia; en cambio en las zonas deforestadas, las nubes se forman a gran altura y son presa fácil de los vientos, lo que reduce las posibilidades de precipitaciones pluviales.

La deforestación en ciertas zonas de las cuencas hidrológicas, provoca que haya mayor arrastre de materiales sólidos, lo cual causa la salinización de suelos y la acumulación de materiales, obstaculizando la circulación de las corrientes de agua y por consiguiente, disminuye la cantidad de agua, además de la pérdida de suelos fértiles.

FOTOS REVOLUCIÓN VERDE EN ACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: